Inicio / Actualidad /Rainbird se alza con el premio Ballester-Olmos que otorga el COITAVC en Iberflora

Rainbird se alza con el premio Ballester-Olmos que otorga el COITAVC en Iberflora

El proyecto TBOS Bluetooth, de la empresa líder mundial en fabricación de sistemas de riego, RainBird, ha sido este año el ganador del premio Profesor Ballester-Olmos, otorgado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados de Valencia y Castellón (COITAVC). El premio se ha entregado en el Àgora Verde de Iberflora 2018, la feria internacional de planta y flor, paisajismo, tecnología y bricolaje, referente en España y Europa.

TBOS Bluetooth es una innovación tecnológica del actual sistema de riego de RainBird a la que se añade la comunicación Bluetooth desde el smartphone a través de la App gratuita de RainBird, la misma que emplea WiFi LNK. Se trata de un sistema compatible con la consola TBOS-II, tanto por infrarrojos como por vía Radio. Además, es centralizable en IQ utilizando el módulo de radio TBOS-II. Cuenta con las mismas funciones que TBOS-II: retraso del riego entre 1 y 14 días, programa de seguridad en memoria con recuperación automática entre 1 y 90 días, ajuste porcentual por mes de 0% a 300%, entre otras características.

El premio Ballester-Olmos distingue a las empresas del sector por su innovación, desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías encaminadas a mejorar la eficiencia en la producción.

“Una vez más vuelve a quedar patente cómo el sector verde, apoyado en empresas como RainBird, es uno de los más innovadores, gracias al desarrollo e implementación de este tipo de avances tecnológicos que van dirigidos a mejorar la eficiencia en el riego; contribuyendo, por tanto, a una producción más sostenible a través del ahorro de un recurso tan preciado como el agua”, afirma Regina Monsalve, presidenta del COITAVC.

“Desde la organización de Iberflora nos complace poder contemplar y mostrar, un año más, cómo el sector permanece activo y presenta una evolución tecnológica constante. Iniciativas como el premio Ballester Olmos son una gran oportunidad para visualizar ese trabajo en investigación”, explica Óscar Calabuig, presidente de Iberflora.